perfil en facebook

5/06/2017

Guerra de arena


Santiago Villarreal Cuéllar

La arena constituye una de las materias primas más importantes del mundo moderno. Desde la antigüedad, este mineral se utilizó como elemento indispensable para la construcción de obras civiles. El consumo se intensificó a principios del siglo XX con la perfección del cemento como principal material de construcción. Gigantescos edificios en las principales ciudades del mundo, almacenan toneladas de este precioso material. Pero también grandes autopistas, carreteras, puentes y demás obras viales, deben su existencia gracias a la arena.

Pero este mineral no solo se utiliza como principal complemento de la construcción de obras civiles. Su uso es masivo en la elaboración de cosméticos y fertilizantes sintéticos. La pasta dental, detergentes, cremas para la piel, pastillas utilizadas como medicamentos, la fibra de vidrio y toda la cristalería, contiene variadas cantidades de arena refinada.

La arena de cuarzo es una de las más utilizadas en cosmetología y es la más costosa del mundo. Alemania posee las mayores reservas de este precioso mineral, y en uno de sus estados, los ambientalistas, conservacionistas, y ecologistas, libran una batalla legal para cerrar una de las más grandes minas de arena de cuarzo del planeta.

Aunque parezca increíble, la arena es un recurso que se está agotando en todo el planeta. Su uso indiscriminado y sin control, igual que el agua, hace que cada día se agoten las reservas de este mineral. Países como China y Japón, importan millones de toneladas de arena pagando elevadísimos costos. Esto se debe al auge acelerado de la construcción de obras civiles en esas naciones, pero también al agotamiento de las minas de arena. Cuando este material se extrae de los ríos y quebradas, toneladas de montañas se desintegran agotando las reservas del mineral. Reemplazar la arena por otro material no parece nada fácil, por lo menos a corto plazo. En aproximadamente 50 años, la arena será más indispensable que el petróleo, y las guerras por el agua y la arena serán mortíferas.         


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario