perfil en facebook

4/21/2017

Los homosexuales padecen menos el estrés



Santiago Villarreal Cuéllar

El estrés constituye la patología más peligrosa para la raza humana y se calcula que un 80% de la población mundial padece algún tipo de esta dolencia mental. Los países desarrollados es donde la mayor parte de población padece, seguido de los subdesarrollados. Hombres y mujeres son presa permanente de estrés y en la actualidad hasta los niños recién nacidos padecen este mal. Ni siquiera los animales se salvan de tener estrés. Perros, gatos, papagayos y toda clase de animales domésticos, y mascotas presentan síntomas relacionados con esta patología. Pero lo más grave es que las personas no se someten a tratamiento para controlar su estado de estrés y en la mayoría de los casos ni siquiera saben o aceptan que padecen la enfermedad.

Los síntomas varían según el individuo. Algunos presentan afán excesivo, mientras otros padecen una depresión (aburrimiento) momentánea. En algunos pacientes se presentan dolores abdominales que suelen asociarse con enfermedades estomacales, pero cuando el medico los examina no encuentra ninguna patología. Otros presentan dolores constantes de cabeza, extremidades o de espalda. Los tratamientos varían según el síntoma y el individuo que padece estrés. En la mayoría de los casos se recomienda descanso, buen sueño, contemplar las flores, los lagos apacibles, paseos campestres, pero la mayoría de casos se trata con masajes suaves en todo el cuerpo utilizando aceites suaves para que el paciente se relaje, y perciba una sensación de placer y descanso.


Curiosamente un estudio realizado por el Centro de Estudios sobre el Estrés Humano del Instituto Universitario de Salud Mental de Montreal Canadá, ha determinado que los homosexuales, lesbianas y mujeres heterosexuales padecen menos estrés que los hombres heterosexuales. “Al observar ciertos criterios de bienestar psicológico, de cortisol y de muestras de sangre, hemos sido capaces de determinar los perfiles biológicos de los participantes, concluyendo que la salud mental y física difiere entre los homosexuales y bisexuales y las personas heterosexuales”, explica el psiquiatra Robert-Paul Juster, líder del estudio. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario